martes, 30 de marzo de 2010

El recuerdo de tu sexo.

El recuerdo de tu sexo.

Me sentaré en la mesa a mirarse marchitar las rosas
sobre el banquito que aguardaba tu peso y no el mío,
ese peso que añoraba tanto sentir mi cuerpo
cuando las noches se hacían cortas entre nosotros.

Será la memoria camino y caminante el recuerdo
dejando de lado los días en que te recorría con mis dedos,
quedará lejano tu ombligo a la par de tus piernas y tus pechos
y mis labios extrañaran por siempre la caricia de tu terciopelo.

Se hará de noche y seguiré aquí sentado
esperando al viento con tus gemidos y tu voz
nombrando al recuerdo entre tus piernas…
que ante mí se abrían para entregarnos al amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario