jueves, 11 de febrero de 2010

Poema sin título 15.

Poema sin título 15.

Servid la copa y llenad al borde
para refrescar en su jugo estos labios
que tus labios su sed no supieron saciar.

Tomad el trago y moríos de una,
que en este sitio no quede duda
del gran amor que entre dos así acabo.

Veneno para el alma es el amor
que bajo el palpitar escondido esta,
entre pecho y espalda su latido dispar
¡ah! Como duele cuando el amor se va.

Corazones rotos en cada esquina,
tú, yo y el trago amargo en este bar,
todo desvanece en esta maldita agonía,
que bueno, ojala jamás volvamos a recodar.

Verted tus lágrimas en otra copa
y bebedlas de nuevo para rehidratar,
que no sobre de ellas una sola gota,
así te será más fácil de asimilar.

Pala, pala y enterradnos,
tú por tu lado y yo por el otro…
allá donde no podamos tocarnos
para quedarse ahí el corazón roto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario