lunes, 8 de febrero de 2010

Poema sin título 13.

Poema sin título 13.

Llegaste…
con los brazos abiertos y la cara limpia,
con ese fulgor de quien arriesga en cada apuesta…
el corazón sin guardarse una reserva.

Te recibí… del mismo modo,
con la calidez del alma y una sonrisa en el rostro
mientras los brazos te estrechaban despacio…
para sentirte nuestra ese segundo.

Pasaron los días entre nosotros
y poco a poco me llenaste la vida misma,
tus ojos quedaron en la memoria como el sabor de tus labios
y así cada beso fue siempre solamente el primero de ellos.

Añoré cada respiración tuya y cada paso
mientras el tiempo se rendía ante nosotros
como la leve brisa que se rinde ante el calor.

Te amé, te ame con todo el corazón cada minuto
mientras mis manos recorrían los bordes de tu cuerpo,
te amé en el silencio de cada noche en vela que vivimos
y en cada mañana cuando tus ojos cerrados eran mi cielo.

Te amé, eso es verdad en el latido de mi pecho
que aún se estremece ante el recuerdo de las horas,
pero hoy… hoy todo es simplemente pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario