miércoles, 17 de febrero de 2010

Fusión natural.

Fusión natural.

Moriría bajo un árbol
en constancia de mis actos,
con el nombre tallado al tronco
y las raíces enlazadas en mi cuerpo.

Moriría, sí,
lo haría sin vacilar
y en un simple parpadeo.

Retornaré a la vida entre las hojas
y tendré a la sábila por sangre
en mi cuerpo de corteza,
seré sombra, vida y verde,
una pieza importante de la naturaleza.

Anidarían pajarillos en mi alta copa
mientras mi base recibe a los amantes
que en el fresco grabarían sus nombres
entre corazones y a modo de recuerdo.

Sería el árbol y no el individuo,
protector y no un simple asesino,
sería…
el todo en este triste vacio.

-Fusión natural-

1 comentario:

  1. Ser un árbol no deja de ser vida...aunque su corazón ,su núcleo se aferre al subsuelo.

    Un abrazo.Ya te he enlazado.

    Fedra

    ResponderEliminar