jueves, 25 de febrero de 2010

Adicción.

Adicción.

Enamoramiento.

Fue esta primera probada cual visión angelical
la que en atracción apasionada desencadeno mi vicio,
¡Maldita alteración de la química cerebral!
me has dejado así por ella simplemente abatido.

Luna de miel.

Hoy necesito de tus horas,
y en la disposición de mis besos
oculto el veneno de tu piel en mí.

¡Que necesaria te has vuelto vida mía!,
maldigo ahora todo lo que fui antes de ti.

Traición.

Necesito el suspiro de tu boca
en el calor de mi cama que te anhela,
¡Que pesadez es esta de tenerte…
solamente hasta después de una larga espera!

Y aún así, nada es igual.

En la ruina.

El tiempo transcurre lentamente
y cada vez te voy necesitando más,
no es que seas importante nuevamente,
es solo que sin ti ya no me puedo estar.

Aprisionados.

Te necesito,
te necesito,
te necesito.

Sin ti…
francamente ya no puedo más.

-Adicción-

No hay comentarios:

Publicar un comentario