viernes, 29 de enero de 2010

Marion.

Marion.

Marion con su cabello hermoso,
dulces rizos en su cara decorando,
Marion tan perfecta como pocas
y a su vez tan infinita como ninguna.

Marion en algún lugar perdida,
Marion en su universo propio,
quizás su mente, quizás sus sueños,
quizás… su todo entre los dedos.

Marion creando su castillo de diamante
como pequeña princesa al sol sonriente,
con sus manitas henchidas de tierra…
y el corazón palpitante de gozo.

Marion bajo la lluvia con sus ojitos preciosos
brincando alegre con sus botitas cada charco,
Marion impregnando de dicha cada día…
con su picara sonrisita carente de malicia.

Marion si tus manitas tan solo me soltasen…
no bastaría el recuerdo de tus pasos para suplirte
ni el tiempo infinito para poder así olvidarte.

Marion si tan solo tú me faltases…
entonces tendría la nada entre mis manos,
y un hueco en el pecho a la espera de encontrarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario