jueves, 21 de enero de 2010

Irrisorio.

Irrisorio.

Simpleza de la buena
ver tu cabeza de linterna
siempre en foco iluminando
paso a paso el tiempo mal usado.

Que razonamiento tan activo,
que perspectiva tan intensa,
que cerebro tan más vivo,
que mente más perversa.

Poco a poco el humo escapa,
¿será acaso la malicia de una idea?
no, es solo tu cabeza que se incendia
tras una falla imprevista de sistema.

Que rabia al haberse fundido el foco
y que una chispa ya no escapé de ella,
ah, pobre y agotada tu cabeza de linterna
que ahora se cambia a la oscuridad de un pozo.

Si te sirve de consuelo te lo digo,
no es tan malo no ser listo,
es algo a lo que uno se acostumbra
cuando vive rodeado de penumbra.

Irrisorio me pareces,
te burlas sin saber que dices,
que simple y aburrido eres,
¿será que en tu torpeza tu no finges?

Eso que llamas costumbre solo es tu pereza,
no culpes a los demás de lo que ya no eres,
mejor cambia de tu cabeza la bombilla
y piensa como debías de hacerlo siempre.

No me llames cabeza de linterna como burla
porque más que burla es un cumplido grato,
me gusta el foco encendido en mi cabeza
y un error… es solamente lo que me hace humano.

-Irrisorio-

No hay comentarios:

Publicar un comentario