jueves, 28 de enero de 2010

Entre tus piernas.


Entre tus piernas.

Esta noche tu piel me llama
a descansar en los lugares más míos,
esos tan tuyos donde el descanso
es apenas el suspiro común de lo nuestro.

Iré despacio por los caminos
recorriendo cada borde de tu cuerpo desnudo,
iré, iré poco a poco en la andanza de mis labios
hasta atravesar la frontera de tus pechos erectos.

Detenido, cautivo, inmóvil,
así es como viviré los segundos
hasta volverme nuevamente errante
y fijar mi rumbo al encuentro con tus labios.

Ignorando el mapa trazaré caminos nuevos,
por tus hombros, por tus brazos,
de vuelta al ombligo y quizás más abajo.

Divagaré en tus piernas glorificando cada una
hasta que el tiritar de tu cuerpo sean las ansias…
que carcomiéndote el deseo me indiquen el camino.

Hoy tu piel me llama a sentirme dentro
en algún rincón de una habitación oscura.

Déjame saberte tan frágil y suave,
déjame sentirte embriagante entre mis brazos,
déjame cielo mío morirme un rato…
entre tus piernas en el goce de tu sexo.

-Entre tus piernas-

No hay comentarios:

Publicar un comentario