viernes, 29 de enero de 2010

Decimos adiós.

Decimos adiós.

Decimos adiós esta noche
en el sendero de un final anunciado.
Toma mi mano dulce ángel y volemos,
vayamos a donde corresponda este final.


Escucho tu voz quebrarse en cada frase
mientras tu cuerpo se deshace en llanto,
(que triste es no entender el amor a tal grado
y dejarlo morir así sin evitar que esto avance.)


Es el final,
todo termina con un abrazo.

(…)

Frente a frente decimos adiós
con un abrazo que nos abarca las vidas,
con estas emociones a flor de piel
que buscan desperdigarse en un pasado.

Morimos,
nos matamos despacio,
vámonos cielo
que el silencio ya nos espera.


Adiós, adiós y muchas gracias,
adiós cariño mío, adiós mi niña amada.

Nos vamos, es hora de morirnos…
cada uno por su parte.

Ya solo quedan los fragmentos,
(que lenta será la eternidad para olvidarte)
… y el silencio entre nosotros.
-Adiós-

No hay comentarios:

Publicar un comentario