domingo, 31 de enero de 2010

Buscándote.

Buscándote.

Voy buscándote por las calles desiertas
donde el frío ha hecho su nido de permanencia
junto con el eco de las voces que dicen que no estas,
voy solitario en este viaje a encontrarte, sin dudas,
con motivos reales y caricias sinceras, sin mentiras.

Voy buscándote entre las personas huecas
y la marea de impostores que acentúan la soledad,
te busco en este mundo sembrado de hipocresía…
donde los corazones marchitos se acumulan uno a uno.

¿Será que aún es temprano para verte?

Busco el amanecer prometedor y la caricia de la vida
bajo la mano del destino incierto en el cual aún confió,
te busco, aún te busco en el día a día como siempre,
con esta esperanza imperecedera de encontrar una pista,
un dejo de mis amores tan ansiados enredados en tu esencia.

Voy aún en el recorrido de los pasos y las horas
bajo el mismo cielo donde debe existir esa tú que eres para mí,
bajo este mismo cielo azul que me ha visto recorrer tiempo y distancia…
en el afán interminable de encontrarte perdida entre mis brazos.

Te busco,
sí, aún lo hago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario