lunes, 7 de diciembre de 2009

Poema sin título 2.

Poema sin título 2.

Amanece,
tus manos,
las mías,
el silencio,
la suave respiración y su arrullo,
la belleza de tu sonrisa adormecida
en el rostro de mi amor más grande.

Las manecillas,
el reloj,
maldito tiempo que escapa,
si tan solo pudiese besarte por siempre.

Una noche más
y un día más,
tus brazos,
los míos,
esta calidez.

Este cuarto,
tu presencia,
se fue el vacío,
estamos tú y yo.
Todo ha valido la pena.

¡Abrázame!
quedémonos juntos,
cerca cerca, el uno del otro
sin levantarnos este día.

Tus ojos,
tu boca,
este sitio,
todo.

Déjame besarte una vez más
y perderme en tu cuerpo como antes,
como en todos los días previos al que corre.

Te amo,
te amo a mi manera silenciosa
que sin decir nada intenta decirlo todo,
te amo en la distancia
de cada centímetro que nos separa,
te amo en las horas pérdidas y en esta cama,
te amo, simplemente sé que te amo.

El movimiento de tu cuerpo,
los sonidos,
mi vida y la tuya,
este todo cruzando la nada,
este todo que eres tú.

Te amo,
te amo sin medidas ni restricciones,
sin miedos y sin penas,
te amo en esta tonta almohada
donde a diario aún pido que amanezcas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario