martes, 8 de diciembre de 2009

Adiós perfección.

Adiós perfección.

Hoy digo adiós a este disfraz tan falso
de persona que no rompe un plato,
digo adiós a las farsas forzadas
del ser quien no soy ni me importa serlo.

Hoy romperé el molde prefabricado
de la ya tan acostumbrada perfección humana,
no me interesan las reglas preestablecidas
o las normas por mí jamás votadas,
no me interesa seguir las reglas predispuestas
para encajar en esta sociedad tan contaminada.

Hoy quiero caminar sin ser llamado un casi humano
o un pésimo estudiante de la vida.

Soy quién soy y me he cansado de las mascaras,
estoy harto de medirme cuando hablo o cuando actuó,
no quiero arrodillarme más ante los supuestos normales,
prefiero ser inhumano antes que uno de los comunes.
todos hipócritas, todos mentirosos, todos falsos.
no, no quiero ser uno de ellos ni aparentarlo.

Hoy quiero caminar mientras me miran y murmuran
que soy arrogante y engreído además de complicado,
quiero ver como hablan sin conocerme acerca de mi veneno
cuando al menos en lo que yo hago soy siempre sincero.

Quiero mirar al mundo como siempre lo he hecho,
pero esta vez quiero hacerlo con descaro y sin esconderme,
quiero mirar hacia abajo y encontrar ese vacio,
sí, ese vacio tan lleno de gente de segunda mano y corto espacio.

Hoy no importan las palabras hirientes que me claven en el pecho
o el veneno que corra sobre mi nombre y mi comportamiento,
que más da si en su estupidez no me comprenden,
igual yo mismo no comprendo lo que según ellos debo.

¿Inhumano?, gracias, eso es un cumplido,
pues sinceramente prefiero ser ello, que un tipo tan pen… eso.

Hoy quiero ver la vida a mi manera cínica e indiferente
sin pensar en fingir una sonrisa para convencer a las buenas gentes
de que no soy tan malo, sino que a veces se me escapa lo irreverente.

Si el mundo esta lleno de mentirosos, hipócritas e idiotas…
porque habría de rebajarme yo a ser uno más de ese pésimo montón,
no gracias, declino cortésmente esa penosa y lastimera invitación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario