viernes, 27 de noviembre de 2009

Sabatino.

Sabatino.

Como el verso que por el aire vuela olvidado
soy sabatino y solo eso, otro día que se va…
y que se olvida con el paso del invierno.

Soy un poema de amor de hermosas letras
que entre sus palabras lo dice todo sin decir nada,
pasajero olvidable de un momento que duró solo eso,
soy sabatino y como en el calendario…
al cambiar la hoja desaparezco sin dejar rastro.

No soy una gota de agua en tu vida,
sino más bien una parte de tu sequia,
soy al parecer invierno gélido que,
con la primavera deshiela y muere estacional.

Sabatino amante olvidado que ha escrito
sobre las hojas y entre ramas una frase,
un te amo, un te amo que quizás...
que quizás para mañana ya habrás olvidado.

Soy la imagen muerta de unas flores en el cesto
que prueba que ellas en algún momento existieron
pero que ya no sirven más y que solo existirán quizás
(y si hay suerte de por medio)… en el recuerdo.

Mejor sería retirarme al viento en un cambio de hoja
donde dormir pueda para siempre a lo lejos,
ahí, donde el olvido es bienvenido…
y sabatino se van el verso y la frase al olvido.

Sabatino me voy en el tiempo…
como en el tiempo llegue en su momento.

-Sabatino-

No hay comentarios:

Publicar un comentario