jueves, 12 de noviembre de 2009

Otro más sin sentido.

Otro más sin sentido.

Vigilando desde algún lugar invisible
esperando el momento perfecto de tu error
donde la sangre escape de tu cuerpo
y la vida se extinga en tus ojos,
yo solo observo ansioso y hambriento.

En tu agonía mi regocijo
y en tu sangre mi alimento.

Espero siempre el último suspiro
donde se libere tu alma al infinito
para desgarrar así tú esencia al vuelo
y sentir algo ajeno a mis viejos sentimientos.
(Esos que por desgracia no poseo)

Ansío el sabor de tus sentires,
esos que yo no poseo y que desearía entender,
necesito tu sacrificio forzoso para apreciar
el único momento en el que puedo sentirme normal.

Si tan solo fuera más simple todo,
si fuese más simple no estaríamos así,
yo esperando tu muerte para descansar un poco
y tú odiándome por mi carencia emocional.

No es personal, es simplemente necesario
es… lo que quizás me merezco,
después de todo nada es perfecto…
y yo... soy solo otro más
de los que ya deberían estar muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario