sábado, 21 de noviembre de 2009

Nos llueve.

Nos llueve.

En el suelo
fragmentos rotos de amores perdidos se esparcen,
cristales rotos que aún hieren,
esquirlas de aquella explosión lejana
donde nuestros brazos encontraron el último abrazo
y en ello la triste despedida.

Tu recuerdo se hace eterno frente la ventana
donde la lejanía es solo sombras bajo el diluvio,
es solamente otro día de estos que busca ser olvido.

Y aún en la distancia
el amor es seguido por las lagrimas,
pues aún dentro de nuestras propias casas...
Nos llueve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario