domingo, 15 de noviembre de 2009

Fragmentos.

Fragmentos.

Voy a cada rato perdiendo una pieza de mí,
regalando fragmentos de lo que soy,
y será así hasta que de mí no quede nada.

He regalado mi tiempo a los demás,
no espero recuperarlo,
ya que no lo quiero,
además era para eso.

He dicho lo que necesitaba decir,
de nada me arrepiento,
cometí millones de errores,
pero que más da si al final hice algo bueno.

Le regalé paz a algunas personas
e hice sonreír a otras,
consolé a quienes lloraban,
siempre ayudé a quién me necesitaba.

Creo que he sido buna persona.

Di consejo a quién me lo pidió
y abrace a quién lo necesitó,
nunca pedí nada a cambio.

He cumplido con mi trabajo,
lo único que quiero es descansar,
por eso...

Regalo a dios mi alma,
en la tierra dejo el cuerpo,
el mundo es mi corazón
y mi corazón les pertenece.

Ahora seré el infinito,
o por lo menos un fragmento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario